El sonido del ronquido se produce cuando existe una obstrucción parcial al paso de aire a través de la parte posterior de la boca y nariz. En ésta zona coinciden la lengua con el paladar blando y la úvula o campanilla. Cuando estas estructuras chocan las unas con las otras se produce una vibración durante la respiración, generándose el ruido típico del ronquido. El problema de los ronquidos es más frecuente en los hombres y en las personas obesas o con sobrepeso y se agrava con la edad.

Los roncadores tienen, al menos, alguno de los siguientes problemas:

– Bajo tono muscular en los músculos de la garganta o de la lengua. Unos músculos flojos producen que la lengua caiga hacia atrás y que con los músculos de la garganta colapsen las vías respiratorias. Esto ocurre cuando el tono muscular de la persona está muy relajado por el consumo de alcohol, medicamentos o drogas que causan sopor. Pero también ocurre en algunas personas cuando se hallan relajadas en las fases de sueño profundo.

– Un excesivo desarrollo de los tejidos de la garganta. Las amígdalas grandes o las adenoides desarrolladas excesivamente (vegetaciones), por ejemplo, son la causa de los ronquidos en los niños. Las personas obesas igualmente sufren un incremento en el tamaño de estos tejidos. Igualmente, aunque menos frecuentes, los quistes o tumores pueden ser también factores que originan los ronquidos.

– Una excesiva longitud del paladar blando y de la úvula. Un paladar grande puede convertir en angosto el paso entre la nariz y la garganta. Como el paladar blando cuelga sobre la entrada de las vías respiratorias, actúa como una válvula de flujo y cuando se produce la respiración relajada contribuye a la rumorosidad del ronquido. Una úvula igualmente grande agrava el tema.

– Obstrucción de las vías respiratorias nasales. Cuando se padece una obstrucción o un bloqueo nasal es necesario efectuar un esfuerzo para inhalar el aire a través de la nariz. Esto crea un exagerado vacío en la garganta que se convierte en un colapso de parte de las vías respiratorias y empuja los tejidos blandos hacia la garganta. Por ello en infecciones virales de la nariz puede aparecer el ronquido en personas que no son roncadores habitualmente. También esto explica la razón por la que determinadas personas sólo roncan durante la primavera (alérgicos al polen).

Igualmente, las deformaciones del tabique nasal son una causa habitual de obstrucción al paso de aire y se puede producir el ronquido nocturno.

Fuente:http://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/prevencion-salud/tratamiento-ronquido.html

Pin It on Pinterest

Shares